Atrás

Medalla de oro al Mérito Científico de la ciudad de Barcelona

27/03/2014

Medalla de oro al Mérito Científico de la ciudad de Barcelona

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha entregado a Esther Koplowitz la Medalla de Oro al Mérito Científico de la ciudad de Barcelona, por su extraordinaria labor filantrópica al frente de la Fundación que lleva su nombre. 

Medalla de oro al Mérito Científico de la ciudad de Barcelona

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha entregado a Esther Koplowitz la Medalla de Oro al Mérito Científico de la ciudad de Barcelona, por su extraordinaria labor filantrópica al frente de la Fundación que lleva su nombre, dedicada principalmente a obras sociales a favor de las personas más necesitadas y a fomentar las ciencias, en especial en el campo de la investigación biomédica en Barcelona.

Esther Koplowitz recogió la medalla, el máximo reconocimiento de la capital de Cataluña, en compañía de su familia y del doctor Vicente Arroyo, director del Centro de Investigación Esther Koplowitz (CEK).

En la ciudad condal su fundación construyó, equipó y donó al ayuntamiento la residencia La Nostra Casa de Fort-Pienc, para acoger a personas mayores sin recursos, y el Centro Esther Koplowitz, uno de los mayores proyectos privados dedicado a la investigación biomédica que se está convirtiendo en un referente de su sector en Europa. En el centro trabajan más de 400 investigadores procedentes de varios países y en estrecha colaboración con prestigiosos científicos dedicados al estudio del metabolismo, diabetes, obesidad, enfermedades del sistema digestivo y del hígado, hematología y oncología, inmunología, neurodegenerativas, cardiovaculares, alzehimer y otras enfermedades relacionadas con la pobreza.

La labor filantrópica de Esther Koplowitz se extiende a la construcción y equipamiento de dos residencias para mayores, la citada de Barcelona y la de Collado Villalba (Madrid), y una tercera para discapacitados físicos y psíquicos en Valencia. También donó al hospital clínico San Carlos de Madrid el robot Da Vinci, que forma parte del programa de cirugía robótica. Asimismo, ha colaborado con un proyecto de visión táctil de la Universidad Complutense de Madrid, ha participado en la financiación de otros programas de investigación de enfermedades y ha concedido un importante número de becas a estudiantes sin recursos; construyendo, equipando y donando, además, un centro de becados, del que se benefician cada curso académico unos 240 jóvenes.

Imágenes