Atrás

Medalla de Oro de la Asociación Española de Carreteras

06/06/2012

Medalla de Oro de la Asociación Española de Carreteras

La entidad reconoce con su máximo galardón la labor empresarial y social de la vicepresidenta primera de FCC

Esther Koplowitz ha sido premiada con la Medalla de Oro de la Asociación Española de la Carretera (AEC), máximo galardón que concede esta entidad sin ánimo de lucro fundada en 1949, dedicada a la defensa y promoción de las carreteras. El objetivo de la Asociación es conseguir una red viaria más segura y de mayor calidad y capacidad.

Con este premio, la AEC reconoce, a través de su presidente, Miguel María Muñoz, la labor de Esther Koplowitz como empresaria de uno de los primeros Grupos del mundo en infraestructuras, agua, servicios y energía. El jurado también ha valorado de forma especial su sensibilidad por los temas sociales dentro de su actividad empresarial.

La AEC ha destacado, asimismo, el altruismo como uno de sus rasgos característicos. Esther Koplowitz es presidenta de la Fundación que lleva su nombre, dedicada principalmente, a obras sociales en favor de las personas más necesitadas de la sociedad. Esta Fundación ha construido, equipado y donado las residencias “Nuestra Casa” en Collado-Villalba (Madrid), “La Nostra Casa” de Fort-Pienc en Barcelona, ambas para ancianos asistidos y sin recursos, y La Nostra Casa de Vall de la Ballestera en Valencia para minusválidos psíquicos y físicos y mayores de edad. En la actualidad, la Fundación construye en Madrid una nueva residencia, “El Despertar”, destinada a niños con discapacidades psíquicas.

En el campo de la investigación, la Fundación ha llevado a cabo, entre otras realizaciones, la construcción y equipamiento del Centro de Investigación Biomédica Esther Koplowitz de Barcelona, en el que más de 350 científicos desarrollan su actividad investigadora en dolencias como el cáncer, enfermedades autoinmunológicas y neurodegenerativas, entre las más importantes; que está llamado a ser un referente de su sector en Europa.

A través de la Fundación, Esther Koplowitz ha donado ha donado al Hospital Clínico de San Carlos, de Madrid, el robot Da Vinci, que ha permitido, hasta la fecha, la realización de más de mil intervenciones quirúrgicas.

Asimismo ha colaborado con un proyecto de visión táctil de la Universidad Complutense de Madrid y ha participado en la financiación de otros programas de investigación de enfermedades, entre las que destacan el cáncer, el alzhéimer, la drogadicción y la esclerosis.

La Fundación ha concedido un importante número de becas a estudiantes sin recursos, además de promover la construcción, equipamiento y donación de un centro de becados del que se benefician cada curso académico unos 240 alumnos desde el año 2006. La Fundación se financia, única y exclusivamente, con las donaciones de su presidenta.

El premio de la AEC se une a una larga lista de reconocimientos y distinciones otorgados a Esther Koplowitz por su labor social y empresarial entre los que destacan la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil, la Medalla de Oro de la Orden Civil de la Solidaridad, la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid, el premio Blanquerna de la Generalitat de Cataluña, la Medalla de Oro y Académica de Honor de la Real Academia de la Historia y el premio de Responsabilidad Social y Empresarial otorgado por CC. OO., entre otros. En septiembre de 2007, la Cámara de Comercio España-Estados Unidos le concedió el premio “Business Leader of the year” (Empresaria del Año) en una ceremonia celebrada en Nueva York.