Atrás

testimonio-entrevista-cesar-fernandez

Residencia Nuestra Casa, Madrid

César Fernández, residente

“Cualquier aportación desinteresada para ayudar a quien lo necesite es digna de encomio.”

 

Residencia Nuestra Casa, Madrid
¿Qué edad tiene?

Setenta y dos años.

 

¿A qué se dedicaba antes de jubilarse?

Corregía proyectos de utillaje de precisión.

 

¿Cuántos años lleva en la residencia?

Ocho años.

 

¿Qué le gusta hacer?

Menos estar sentado, cualquier cosa. No sé estar ocioso.

 

Le llaman ‘el artista de la residencia’ ¿cómo se inició a pintar?, ¿cómo ha aprendido?

Imagino, que como todo el mundo, en el colegio, el instituto, la universidad, aprendí dibujo como asignatura, nunca estuve en una escuela de Bellas Artes.

 

¿Puede enseñarnos algunos trabajos?

Sólo los que están en la residencia.

 

¿Cuál es su trabajo preferido?

El retrato de Daniela, la nieta de un buen amigo, Mauricio.

 

¿Cómo colabora en la residencia?

Nunca he dicho que no a nada de lo que me han pedido. He tallado, dibujado, pintado, marquetería, montajes eléctricos…

Colaboro creando material para rehabilitación que me piden las Terapeutas Ocupacionales y los Fisioterapeutas, he creado varios belenes para decorar la residencia y colaboro regularmente en la decoración de las fiestas del centro fabricando decorados.

 

Y le han dado un premio…

He ilustrado dos libros. En el primero me concedió un premio, la editorial del Libro en la Feria del Libro de 2014. Me concedieron un premio por uno de mis belenes en el Concurso de la Asociación Belenística Española para Residencias en 2014 y un Accesit en el mismo concurso en la edición de 2015 por otra de mis creaciones.

En 2015 también uno de mis dibujos fue seleccionado en el concurso de pintura para el calendario Adavir.

 

¿Cómo valora la aportación de la Fundación de Esther Koplowitz a este proyecto?
Cualquier aportación desinteresada, para ayudar a quien lo necesite es digna de encomio.
¿Alguna anécdota que nos quiera compartir?

En mi convivir diario, yo soy una anécdota por antonomasia.