Atrás

testimonios-entrevistas-celso-arango

Terrazas del hospital de psiquiatría infantil del Gregorio Marañón

Dr. Celso Arango López, Jefe del Servicio de Psiquiatría del niño y el adolescente

“Doña Esther ha sido nuestra hada madrina, realmente el hada madrina de los niños hospitalizados en la Unidad.”

 

¿A qué se dedica?

Al esparcimiento de menores que tienen que estar ingresados en una planta de hospitalización de psiquiatría 24 horas al día. La terraza es el único espacio en el que pueden correr, hacer deporte, jugar al ping-pong, futbolín etc. Es también el único espacio al aire libre de esta unidad de hospitalización.

 

¿Qué pacientes tratan en esta unidad?

Adolescentes de 12 a 18 años con trastornos mentales graves: intentos de suicidio.

 

¿A qué se dedica la Fundación CurArte?

Fundación Curarte es una organización sin ánimo de lucro, cuyo objetivo principal es mejorar la calidad de vida de los niños hospitalizados, humanizando los entornos sanitarios, promocionado el juego, la creatividad y el arte, contribuyendo así a mejorar la cultura del cuidado y atención al paciente pediátrico.

Su objetivo es mejorar la calidad de vida de los niños hospitalizados, contribuyendo a cambiar la cultura de cuidado y atención a los niños hospitalizados, favoreciendo la humanización de la atención hospitalaria y Trabajando un proyecto a medida para cada hospital, en función de sus necesidades.

Nuestro lema es ‘conseguir que los hospitales infantiles sean menos hospitales y más infantiles’.

 

¿Cómo surge el proyecto de la terraza?

El proyecto de la terraza surge en 2010 como una necesidad de los profesionales de la unidad para que los niños allí hospitalizados pudieran tener más espacio a su disposición, ya que la unidad no es grande y, sobre todo, para que pudieran disfrutar del aire libre. La terraza existía como tal, pero no se podía utilizar, había que hacer una obra bastante importante.

Los profesionales de la unidad nos lo piden y Fundación curArte les hace el proyecto de rehabilitación de la terraza.

 

¿Qué ha aportado la Fundación Esther Koplowitz?

Ha aportado lo más importante, la financiación para poder sacar adelante el proyecto, y su equipo de FCC para llevar a cabo la rehabilitación.

 

¿Cómo valora la contribución de doña Esther?

Sin Doña Esther no se hubiera podido hacer, seguiríamos buscando financiación. Ha sido nuestra hada madrina, realmente el hada madrina de los niños hospitalizados en la Unidad.

Los 450 niños que ingresan todos los años tienen gracias a ella un espacio al aire libre donde jugar, correr, tomar el sol y no estar rodeados de paredes y techos.

 

¿Qué beneficios tiene la habilitación de esta terraza para los pacientes?

La adolescencia es una etapa en la que es fundamental el ejercicio y el juego en grupo. La terraza permite montar en bicicleta estática, jugar al baloncesto, pasear, jugar al futbolín y ping-pong, organizar juegos al aire libre.

Es un espacio de esparcimiento que sirve para relajarse y liberar parte de la carga que supone una hospitalización en un sitio cerrado. En la terraza se hacen incluso entrevistas y terapias al aire libre.

 

¿Cómo valoran los pacientes esta terraza?

Muy positivamente. Esta es una valoración compartida tanto por pacientes como sus familias y profesionales del Servicio de Psiquiatría del Niño y del Adolescente del Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

De hecho en las encuestas de satisfacción que hace el Servicio la demanda de la terraza había sido identificada desde hace muchos años.